lunes, 12 de noviembre de 2007

Rito del Matrimomio

En la misa nupcial al momento del Consentimiento (es cuando aceptan que es su intención entrar en el matrimonio, unen sus manos derechas, y declaran su consentimiento ante Dios y ante la Iglesia) el Sacerdote invita a la pareja a que declaren su consentimiento (jo! válgame la redundancia).

Los novios se dicen uno al otro mientras unen sus manos:
Novio: Yo, Fulanito de tal te tomo a ti, Sutanita de tal como mi esposa. Prometo serte fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad. Amarte y respetarte todos los días de mi vida.

Y viceversa…

Yo propongo que cuando le toque a la novia dar su consentimiento diga mejor esto:

Ámame gorda
Ámame delgada
Ámame de buenas
Ámame cuando este de malas
Ámame pobre
Ámame con lana
Ámame como quieras
Pero no me ames por temporadas

Creo que es más atinado y que en verdad se acerca a la realidad. El novio también puede decirlo, pero como que ya no rima tanto.

Fin.

*** Pensado ayer en un momento de ociosidad

3 comentarios:

Horus dijo...

Mucho mejor que la "epístola De Altamirano"...

nico es nico dijo...

kiuvo!! creo que llegue aqui por el blog de bam...
...no se.
oye ps estaria chido eso, como que se me hace lo mismo pero mas específico no? jajaja por que de hecho ya ves como somos los hombres, pos iwal y antes de firmar el contrato esas cosas son de las que vienen con letras chiquitas, asi ya no hay duda de nada.

yo por eso no me caso. aynos!! mientras turistearé en tu blog y aver en cual mas.

DonGalleto dijo...

Cuando me case tratare de que no me digan eso, jajaj no te creas :p
saludos hermosilla